Responsabilidad afectiva: hacia una nueva ética vincular

>>      14 Junio, 2021
Descargar / Ver:
https://www.clarin.com/relaciones/responsabilidad-afectiva-nueva-etica-vincular_0_E1axWC7Yi.html

Por: Guadalupe Rivero

Ser sincero, coherente y consciente de lo que nuestros actos generan en el otro. Esos podrían ser los principios básicos de la responsabilidad afectiva, un concepto que desde hace algunos años gana popularidad y que insta a repensar los vínculos, sobre todo sexoafectivamente hablando.

"La responsabilidad afectiva es la actitud ética imprescindible para hacernos cargo por el impacto en la afectividad de aquellas personas con las que nos vinculamos, en particular, eróticamente", explicó a Clarín Silvana Savoini, psicóloga especialista en sexología clínica y educativa (en IG: @ssavoini).

Esta idea no tiene que ver ni con el amor ni con el compromiso; lo que predica es que no hace falta una etiqueta para tener en cuenta los sentimientos de quien tenemos al lado. "Por más ocasional que sea un encuentro nos vinculamos con toda nuestra complejidad psico bio social, las emociones vienen integradas al todo, no podemos escindirnos y poner en juego solamente el cuerpo ni mucho menos reducir la erótica a la genitalidad", amplió la licenciada.

En esa línea, añadió que "nadie está obligado a experimentar amor, pero estamos obligados a responder por nuestros actos y a la premisa fundamental de no dañar".

Un requisito imprescindible

Responsabilidad afectiva, un requisito que se hace cada vez más visible a la hora de entablar una relación. Foto: Shutterstok

Responsabilidad afectiva, un requisito que se hace cada vez más visible a la hora de entablar una relación. Foto: Shutterstok

"Necesito tiempo, amor, besos, abrazos, sexo y responsabilidad afectiva... todo de una misma persona"; "la responsabilidad afectiva es mucho más atractiva que tener barba"; "masculino con responsabilidad afectiva sé que estás ahí y que la vida pronto va a juntarnos"; "tips: si no tenés responsabilidad afectiva desinstalate esa app de citas". Tales afirmaciones fueron posteadas por distintos usuarios y usuarias en Twitter. Las mismas son sólo una muestra de cómo esta práctica se convierte en un requisito imprescindible para entablar una relación. 

Antonella D'Alessio, coordinadora y cofundadora de la Red de Psicólogas Feministas (en IG: @psi.anto.dale) se refirió al por qué de esta condición. "La responsabilidad afectiva viene a poner sobre la mesa que hay un montón de actitudes que son irresponsables, que no tienen en cuenta el impacto de las consecuencias o los costos de ciertas acciones e incluso silencios. Este concepto nos llama a reflexionar, a analizar y a repensar cómo nos relacionamos".

Para ello basta con preguntarnos de qué modo actuamos con esas personas con las que nos relacionamos y así "cuidarnos de lastimarlas, de tratarlas con crueldad, de destratarlas o maltratarlas", añadió.

Por su parte, Savoini destacó que "los nuevos entramados sociales, reconfigurados a partir del uso de las nuevas tecnologías de la información y la comunicación y enmarcados en un contexto sociopolítico habilitante para el ejercicio de los derechos sexuales, implican transformaciones sustanciales en las formas de relacionarnos eróticamente. Es en ese contexto que la noción de responsabilidad afectiva cobra valor".

Responsabilidad afectiva y feminismo

La responsabilidad afectiva desnaturaliza la dinámica del amor romántico. Foto: Shutterstok

La responsabilidad afectiva desnaturaliza la dinámica del amor romántico. Foto: Shutterstok

"Una de mis conquistas más grandes me la dio el feminismo. Yo, que era más machista que el peor de los machos, habilité todo tipo de destratos hasta abrazar el movimiento de mujeres. Simplemente porque creí que las relaciones naturalmente eran así. El feminismo me salvó porque entre muchas otras cosas me enseñó la crueldad del amor romántico".

Laura tiene 31 años, es soltera y desde hace varios años -por motus propio- no mantiene una relación estable. Sin embargo, tiene claro que para cualquier tipo de acercamiento ella ya cuenta con una cláusula inviolable: debe haber resposabilidad afectiva.

Silvana Savoini mencionó que la responsabilidad afectiva "cobró protagonismo de la mano del feminismo, que lo ha puesto en auge", y agregó que, "como tantos otros conceptos sociales, está en permanente construcción".

En tanto, D'Alessio describió que "la responsabilidad afectiva tiene que ver con un modo feminista de pensar los vínculos porque viene a proponer una desnaturalización de los vínculos heterosexuales".

Pero, ¿cómo lo hace? Según ella, "los varones suelen comportarse de cierto modo, nos dice el machismo o el amor romántico. Se supone que hay roles, tareas, y que cada une ya sabe lo que tiene que hacer o aceptar. El feminismo viene a decir 'no, nada de esto es natural, no lo naturalicemos, no hagamos de cuenta que es normal ni la violencia, ni el maltrato, ni el destrato, ni la irresponsabilidad afectiva, ni la falta de empatía'".

Cuando Laura se refirió a su introducción en el feminismo y cómo esto le abrió los ojos respecto a los noviazgos que había vivido hasta ese momento (donde la "desigualdad y el sometimiento" en diferentes escalas eran protagonistas, según rememoró) también hablaba de esto.

"El amor romántico tiene que ver con una cuestión muy Disney, muy del príncipe. La responsabilidad viene a decir que el amor romántico no es saludable, que nos envenena, nos intoxica y no nos permite ver lo que está sucediendo", dijo la cofundadora de la Red de Psicólogas Feministas al tiempo que destacó que hay que frenar estas dinámicas tan asimétricas entre varones y mujeres.

La responsabilidad afectiva fue puesta en auge por el movimiento feminista. Foto: Shutterstok

La responsabilidad afectiva fue puesta en auge por el movimiento feminista. Foto: Shutterstok

Los jóvenes y la responsabilidad afectiva

¿La responsabilidad afectiva está más presente en los jóvenes? Discursivamente, sí, dijo Silvana Savoini mientras aclaró que eso no significa que la ejerzan con más frecuencia.

"He escuchado a muchos jóvenes defender el 'ghosteo', justificándose en la 'intensidad' de la otra persona. A los millennials y a los nativos digitales (Generación Z) les cuesta tanto o más que a las generaciones anteriores actuar con responsabilidad afectiva, pese a que se alineen con los movimientos de mujeres y se embanderen fervientemente con los derechos de las diversidades y disidencias sexuales y relacionales", concluyó.

.